Con el inicio de las obras de la Lonja del Corregidor,  obra de Juan de Chiverria, actualmente se cumplen 500 años del inicio de las obras de la  Plaza Mayor de Alcaraz.

La Plaza pretendía hacer cumplimiento de lo dispuesto por los Reyes Católicos en 1480 para crear nuevas casas consistoriales para albergar los servicios municipales que representarán a la ciudad y a levantar otros edificios destinados a cubrir diversas necesidades del vecindario albergando  carnicerías, pósitos y lonjas.

Para su construcción, fue necesario expropiar y demoler varias casas, incluido el antiguo hospital de San Ildefonso y otras varias viviendas a él pertenecientes.

Estas demoliciones, realizadas por el carpintero Juan Covo, que trabajaba en esa época  en el coro de la Iglesia de la Santísima Trinidad y en sus vidrieras,  no debieron de estar cargadas de inconvenientes,  pues el 15 de Abril de 1517,  Doña Juana y D. Carlos, reyes de Castilla, hubieron de intervenir para que se le pagara a Garcia de Busto el valor de su tienda, hundida para el ensanche de esta plaza;  al igual que las obras, que causaron daños en el tejado de la capilla de Santiago del convento de los Dominicos, al cual se uniría.

La Plaza, de trazado rectangular, tiene la particularidad de abrirse hacia saliente sobre la plazuela de la Iglesia de la Trinidad, también denominada del cementerio, y a algunas de las calles empinadas que  descienden por este lado de la población, calles  que merece la pena recorrer, de las cuales, alguna, como la de las Beatas, este año tambien cumple quinientos años.

En su ángulo sureste se encuentra dominada por las  dos torres,  la Torre de la Trinidad (de la iglesia) y la Torre de El Tardón. Al sur, la plaza se cierra por la Lonja del Corregidor,  inicio de la misma, que estaba adosada al desaparecido convento de Santo Domingo,

. Otras dos lonjas cierran la plaza, la Lonja del Ayuntamiento o del Ahorí, al norte, y la Lonja de la Regatería, al oeste, ambas de un sobrio clasicismo, con doble galería, y de fines del siglo XVI, la primera de 1558 (reformada en 1884, al retirarsele una planta superior ) y la segunda de 1592.

En el ángulo noroeste se encuentran el Arco de la Zapatería y la Casa de la Carnicería, obras de finales del siglo XVI. Ésta última, en  1894, perdió su antigua fachada, conservándose su primitiva estructura interior, aunque enmascarada por  obras posteriores.

En el lado oriental destacamos  el muro lateral de la vandelviresca Capilla de San Sebastián con magnífico óculo, y entre cueros retorcidos escudo de la ciudad y cartela, en la que consta la fecha de 1592.

La Plaza Mayor de Alcaraz, junto a las de  Madrid  Salamanca  Valladolid, Cáceres, la Corredera de Córdoba, la de Zocodover de Toledo, la de Chinchón y  Almagro son algunas de las diez plazas de finales de la edad media más bonitas de España