La Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural  de Castilla La Mancha a instancias del Consejo Rector del Parque Natural de los Calares del Mundo y la Sima ha resuelto regular las actividades deportiva que se desarrollan en este espacio.

A partir de ahora, con el cambio que se encuentra en vigor, el acceso a la Cueva de los Chorros deberá de ser autorizado y se dará exclusivamente a personas federadas en montañismo o espeleología, a personas que estén acompañadas de empresas de actividades autorizadas para trabajar en la zona.

Otra de las novedades es la regulación del barranquismo en la Sima del Mirador, actividad que estará sujeta a autorización y a su ejercicio a través de empresas de actividades autorizadas.

Carreras de montaña, excursiones, rutas a pie de más de 20 personas que transcurran por el Parque Natural en las poblaciones de la Sierra de Alcaraz o en la Mancomunidad de municipios de la Sierra del Segura también precisarán de la autorización de la administración autonómica.